Septiembre 28, 2020

Esto es todo sobre la detención del ‘Marro’

Agosto 03, 2020

Guanajuato, Gto.- José Antonio Yepez Ortiz, El Marro, aquel envalentonado huachicolero, líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, que en dos ocasiones amenazó al presidente Andrés Manuel López Obrador, fue detenido ayer.

Tras su captura, se le vio con los ojos rojos, como se le ponen a las personas que acaban de llorar. Estaba sometido y derrotado, sin el apoyo de su base social que, en al menos seis ocasiones, evitó su captura.

El Marro fue aprehendido en un operativo conjunto del Ejército y la Fiscalía de Guanajuato, en una propiedad ubicada en el municipio de Juventino Rosas, de donde poco había salido en las últimas semanas.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que el arresto de El Marro, quien contaba con órdenes de aprehensión por robo de hidrocarburo y delincuencia organizada, fue derivada de trabajos de inteligencia.

Dijo que un juez concedió dos órdenes de cateo y ello permitió la detención de nueve personas, entre ellas El Marro y su jefe de seguridad, Saulo Sergio N,. Además, se liberó a una empresaria que tenían secuestrada.

En un inmueble estaba El Marro, su jefe de seguridad y cuatro personas más, a quienes se les aseguraron cinco armas largas, tres cortas, un lanzagranadas, una camioneta, una cuatrimoto, una motocicleta, y dinero.

En el otro se detuvo a tres personas con 36,400 pesos en efectivo. En el operativo se realizaron disparos y una persona resultó herida.

 

El Marro cayó a las 04:00 del domingo, presuntamente en el mismo domicilio donde el 21 de junio grabó un video en el que agradeció a su gente el apoyo tras la detención de su madre; ese día también lanzó un reto a las autoridades.

“Se va a poner de a peso el kilo”, dijo en aquella ocasión y amagó a las autoridades con que “iba a ser una piedra en el zapato”.

Durante un año hubo seis operativos para su captura, incluyendo el de marzo de 2019 cuando Guanajuato ardió con narcobloqueos de gente del Marro que obligaron al gobierno a retirarse, tras 48 horas de fallida búsqueda.

En ese camino de búsqueda, cayeron los hombres de mayor confianza del líder criminal, entre mandos operativos y cerebros financieros, lo que debilitó a la organización.

“Ustedes pueden ver a uno de los líderes de las organizaciones criminales más importantes del estado (El Marro), que ya no está en su casa con alberca, que ya está en una casa a medio construir, batallando para cubrir la nómina”, dijo Alfonso Durazo, secretario de seguridad federal, el 15 de julio.

Aunque era un objetivo prioritario, las autoridades federales o locales no ofrecían una recompensa por su captura. Quienes sí ofrecían 500 mil pesos por él eran sus rivales del Cártel de Jalisco Nueva Generación.

Por separado, autoridades locales y federales, detuvieron a gente cercana del Marro, entre ellos sus padres, su hermana Karen Lizbeth y su esposa Karina Mora; así como cientos de miembros de menor rango.

Aunque sus familiares fueron liberados, las autoridades aseguran que las capturas tuvieron el efecto de arrinconar y desgastar emocionalmente al líder, quien fundó su cártel en octubre de 2017.

Tras su detención, El Marro y sus hombres serían llevados al penal federal El Altiplano, en Almoloya de Juárez, Estado de México. Al cierre de la edición no se había oficializado su ingreso a dicha prisión de máxima seguridad.

Captura de Yépez daría control del estado al CJNG

La detención José Antonio Yepez, El Marro es un duro golpe a la ya debilitada estructura del Cártel de Santa Rosa de Lima (CSRL) y abre la posibilidad de que en el mediano plazo sea desplazado de Guanajuato por su rival el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), dijeron especialistas en materia de seguridad.

“Muy posiblemente el CSRL se disgregue, algunos de sus miembros se vayan con CJNG y lo que vamos a ver en los siguientes meses es que baje la violencia en Guanajuato... no va a suceder de manera inmediata”, dijo Eduardo Guerrero

El colaborador de El Financiero consideró que el gobierno apostó a desarticular el CSRL para reducir la violencia, ya que Guanajuato concentra el 15 por ciento de la inseguridad nacional, y es el estado más violento.

“La puesta (del gobierno) está en debilitar a este grupo para que el otro cártel que pelea Guanajuato, el CJNG, se vuelva dominante, disminuyan las confrontaciones con el CSRL y de esa manera se reduzcan significativamente los homicidios”.

Advirtió que de esa manera se puede tener un logro visible en la estrategia de seguridad del gobierno federal y del gobierno estatal, lo cual les será de utilidad de cara al proceso electoral que se avecina.

Mientras que Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano, señaló que este tipo de detenciones generan más violencia.

“Cuando se dan este tipo de detenciones lo que vemos es un aumento de la violencia, porque el grupo busca una venganza con la autoridad, hay violencia con grupos antagónicos o guerras intestinas al interior del grupo debilitado”.

Reconoció el logro de la captura y pidió que “no se caiga” el caso por faltas al debido proceso, como ocurrió con la detención de otros miembros de ese grupo criminal, hoy ya liberados.

Alejandro Hope señaló que más allá de la “discusión produccionista” de cártel contra cártel, de la cual hay que tratar de salir, la detención de El Marro demuestra la efectividad de la cooperación operativa entre autoridades locales y federales.

“Esto no se logró en un día, esto es trabajo de varias semanas y demuestra que las instituciones de diferentes niveles de gobierno puedan trabajar juntas a pesar de que puede haber un conflicto político”, señaló.

Su padre, Rodolfo Juan Yépez Godoy, fue detenido en marzo al conducir una camioneta con reporte de robo; su madre, María Eva Ortiz, y su hermana, Juana Yépez Ortiz, fueron detenidas en junio en posesión de droga. Todos fueron liberados.

Lo mismo ocurrió con Karina Mora, esposa de El Marro, quien fue detenida junto con tres colaboradores durante un operativo federal; fue liberada por falta de pruebas.

Una sobrina y una prima de El Marro sólo identificadas como Denisse “N” y Rosalba “N”, también fueron detenidas, pero salieron libres.

A la fecha se ignora el paradero de los familiares cercanos de El Marro.

El 24 de junio fue detenido Noé Lara Belman, El Puma, integrante del primer círculo de operadores de El Marro, pero quien terminó en conflicto con el grupo delictivo, luego que se filtrara una conversación con el exalcalde de Cortazar, Guanajuato, Hugo Estefanía Monroy.

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

© 2018 Vertice Noticias All Rights Reserved. Powered by e-studio.com.mx